Elimination Chamber 2010 en vivo y en español gratis

Este Mes en WWS WWE Elimination Chamber Las camaras de la eliminacion que las puedes disfrutar al registrarte ademas de mas beneficios

[Registrate]

.::El Mejor Foro de Wrestling Soccer y Mas en el Mundo::.


    Historia de Buonanotte

    Comparte
    avatar
    elgenio
    .::Senior Member::.
    .::Senior Member::.

    Mensajes : 128
    Fecha de inscripción : 01/12/2009

    Historia de Buonanotte

    Mensaje por elgenio el Dom Dic 27, 2009 3:12 pm

    Nunca Diego Buonanotte estuvo tan inmovilizado por el dolor. Su historia es la de un petiso que llegó a ser alto, la de un luchador dispuesto a superar los límites de la gravedad del fútbol y la de un chico que a los 21 años no estaba dispuesto a sufrir una desgracia como ésta.

    Diego fue noticia en Olé, en el 2000, por otras cuestiones. Era el zurdo de 12 años que viajaba los jueves desde Teodelina para jugar algún sábado los últimos tres minutos de un partido. Ya en ese momento era el más bajito de su categoría. Su brevedad física (1,50 metro, 40 kilos) lo marcó a lo largo de todo el crecimiento. "Pero siempre supe que para jugar al fútbol no se necesitan más centímetros", se consoloaba mientras veía el fútbol desde el banco. Ya en Novena armó una gran sociedad con otro bajito: Depetris. Desde ahí pudo quedarse en el margen de su estatura o hacerse notar con las armas de su talento. Eligió esto último.

    Aunque la pelota apenas le llegaba a las rodillas, fue el guía del campeón del 2002. Su apellido se cargó de expectativa como de presiones. Un cartel gigante de Adidas funcionó como la síntesis de todas estas contradicciones: algunos lo veían como un fenómeno en potencia aunque no lo podía demostrar en la cancha. "No tenemos a Messi pero sí a Buonanotte", vaticinaba Pitarch. Y Diego, al que se le daba un tratamiento a base de vitaminas en los primeros meses de Passarella, aparecía como segunda opción en Reserva. "No soy ni un cuarto de Messi", contestaba con la confianza a la altura de sus medias.

    No estaba dispuesto a rendirse. Su reivindicación llegó, inesperadamente, una tarde en la que el mismo Kaiser le dio una mínima oportunidad ante Central. A la semana siguiente le entregó la bendición. "Entrá y hacé lo que sabés". Diego fabricó el penal del gol de Ortega y le metió un caño de antología a Neri Cardozo. Nadie lo entendió tanto en una cancha como el Burrito. Juntos le dieron sentido al Clausura 2008.

    Su singularidad lo llevó a ser objeto y sujeto de disímiles alternativas. Fue un Malanotte que decía que Battaglia es malo, se sacó una foto con Maradona en un sudamericano Sub 15, otra con el Beto cuando se iba afirmando, se operó la nariz para corregir un desvío. Paralelamente, sufría por un River desvariado. El fútbol lo agobió a comienzos de este año. Quería irse. No pudo. Se repuso en el Apertura. Fue el jugador al que la gestión Aguilar intentó vender en uno de sus últimos actos de gobierno, el que Passarella declaró patrimonio universal y el que fue tentado en las últimas horas por el Atlético Madrid.

    Para la ley se emancipó hace unos meses. Para la familia sigue siendo el de siempre, vivaz y altruista, ingenuo y bonachón, introvertido y calentón. En fin, Dieguito. El accidente lo agarra en el más inoportuno de los momentos. Se dice que la recuperación física le puede llevar un mínimo de seis meses. También hay que contemplar los otros tiempos, aquéllos que son más íntimos, los que determinarán a ciencia cierta cuándo su cuerpo y su mente estarán en condiciones de volver a las canchas. Ese cálculo hoy puede resultar frívolo. Pero el fútbol, como siempre, será la terapia de Buonanotte. Aun en el drama, de eso se trata su vivir.

      Fecha y hora actual: Lun Oct 23, 2017 7:06 pm